..:: DesarrolloWeb1106 realizamos Páginas Web desde Venezuela, Diseño y Desarrollo de Paginas Web ::..
Marketing ágil: por qué necesitas esta metodología
Marketing ágil: por qué necesitas esta metodología

Marketing ágil: por qué necesitas esta metodología

La pandemia del coronavirus, al igual que el aislamiento, se ha convertido en parte de la rutina. Junto con todos los cambios en el comportamiento social y del consumidor, las empresas de marketing, especialmente las digitales, han tenido que adaptarse a un rápido ritmo de aparición de nuevas tendencias de compra.

Es más que cierto que vivimos en una época de constante evolución, en la que los cambios son rápidos y constantes. No podemos seguir a merced de las estrategias de marketing anuales y seguir al pie de la letra la planificación a largo plazo. Adaptarse es necesario para seguir siendo competitivo en el mercado. Una novedad que apareció a principios de año, hoy ya está obsoleta.

Por esta razón, el marketing ágil es tan necesario dentro de las empresas y agencias de marketing. La metodología vino a impulsar el negocio del marketing a la era digital, cuyo objetivo es resolver problemas de forma colaborativa y centrada en el consumidor.

Las inestabilidades e incertidumbres de 2020 cambiaron el mundo, y esto provocó un temor sobre la previsibilidad de las tendencias para el futuro, pero una cosa es cierta: debido a esta imprevisibilidad, la filosofía Agile es una de las principales tendencias de marketing digital para 2021.

Una visión general de la historia de Agile

A pesar de ser una tendencia en 2021, Agile, o metodología ágil, nació en 1970 dentro del campo del desarrollo de software debido a que los desarrolladores estaban preocupados por sus procesos de trabajo.

La idea inicial era crear mejores productos (software), más rápidamente. Entonces surgió la metodología de la “cascada”, en un proceso de creación con pasos secuenciales de desarrollo, que fue descartada por el propio autor, Winston Royce, tras reconocer las limitaciones del método.

Hasta 2001, en los albores de la era digital, no se conoció la expresión “metodología ágil”. Un grupo de profesionales de la tecnología se dedicó a consolidar la metodología en el mercado, mediante el lanzamiento del Manifiesto Ágil.

El documento enumera 4 valores y 12 principios para el desarrollo ágil de software. A partir del manifiesto, otras áreas tecnológicas relacionadas entendieron que la metodología podía ser útil si se adaptaba a los contextos necesarios, aportando ganancias en agilidad, productividad y eficiencia.

¿Qué es el marketing ágil?

Se trata de un conjunto de metodologías de gestión ágil de proyectos aplicadas al área de marketing. Son principios, valores y acciones que proporcionan más agilidad en el proceso de adaptación de las estrategias a los cambios del mercado.

La técnica se basa en ciclos de trabajo cortos, con un enfoque iterativo e incremental, para desarrollar mejoras continuas en las estrategias. El método propone una serie de cambios dentro de la gestión de equipos, como:

  • colaboración entre equipos;
  • flexibilidad de planificación
  • centricidad en el cliente
  • enfoque en el consumidor final;
  • planificación, evaluación y aplicación de estrategias en periodos más cortos.

El proceso de marketing ágil no es lineal, sino circular y constante, y se valora mucho el conocimiento adquirido. En lugar de seguir opiniones y convenciones preestablecidas, el método consiste en validar el aprendizaje a través de etapas de aplicación, medición y aprendizaje.

Los principales pilares de esta técnica son la confianza en los datos y la realización de pruebas y experimentos en la práctica. Los proyectos se dividen en tareas más pequeñas con entregas sucesivas. Otra herramienta utilizada en el proceso ágil es SCRUM, un acrónimo ya conocido por los profesionales del marketing y la comunicación, cuyos principios son la inspección y la adaptación.

Resultados ágiles para su empresa

Debido al rápido ritmo del área de marketing digital, especialmente después de los cambios ocurridos en 2020, además de la competencia y la presión constante por la innovación, agilizar el proceso de gestión de proyectos sólo presenta beneficios para su empresa.

La metodología ágil permite aumentar la productividad, así como ofrecer resultados más rápidamente. Sin embargo, es necesaria una fase de adaptación de los equipos antes de alcanzar el nivel esperado de agilidad en la producción, normalmente tres meses.

Algunos beneficios que puedes tener al implementarlo son:

    • Máximo rendimiento del equipo, por impacto y no por horas trabajadas;
    • Mejoras constantes;
    • Mayor asertividad en la planificación, dedicación a nuevos proyectos e ideas, que permiten aprovechar los resultados
    • Sensación de autonomía por parte de su equipo;
    • Procesos y decisiones guiados por los resultados;
    • Mejora de la comunicación y la satisfacción interna;
    • Reducción del número de retrasos en las entregas y mejora de la calidad de los servicios;
    • Haz el doble de trabajo en la mitad de tiempo.

El secreto reside en la capacidad de responder a los nuevos retos con la mayor rapidez posible, y quienes tengan esta capacidad tendrán una ventaja decisiva a la hora de obtener resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *