¿Cuánto cuesta un sitio web?

Algunos años atrás, tener un sitio web era un “lujo” para las empresas. Incluso cuando contaban con los recursos para hacerlo, un sitio web no era una prioridad. Incluso actualmente hay empresas que todavía le temen o se niegan a hacer ese salto hacia lo digital.

Sobre todo cuando existen plataformas como Facebook, Instagram o Twitter que cumplen en cierta medida ese papel de ser la presencia online de tu marca. Pero como ya has de saber, no es lo mismo tener un perfil en Facebook que tener tu propia página web.

Actualmente existen muchísimas herramientas y plataformas para crear tu propia página web, pero como ya te hemos mencionado en 9 tips para contratar a una empresa de diseño, contar con la ayuda de un profesional puede resultarte más barato a largo plazo, ya que te ahorrarás tiempo y esfuerzo y sabrás que los resultados serán profesionales al cien por ciento.

Al mismo tiempo, para tener un sitio web debes considerar ciertos factores que, si no estás familiarizado, podrías acabar frustrándote y dejando todo a medias sin ganas de volver a ver una página web en tu vida.

Así que el día de hoy vamos a contestar una de las preguntas del millón: ¿Cuánto cuesta un sitio web?

Como te decíamos en el párrafo anterior, existen muchos factores que debes considerar al pagar por un sitio web.

Lo primero es que cada diseñador o programador va a cobrarte de manera diferente, nosotros te estamos dando un rango aproximado, pero también dependen factores como la urgencia con la que la requieres y el tiempo y trabajo del diseñador. No se vale regatear el trabajo ajeno. A veces en la industria creativa solemos menospreciar el trabajo de diseñadores y creadores porque sólo es “mover unas cositas” pero requiere mucho tiempo, esfuerzo, conocimientos y creatividad.

Así que ya sea que estés buscando contratar a alguien o estes pensando en hacer sitios web, en este artículo te vamos a enseñar cuáles son los factores que debes considerar al cobrar o contratar la creación de una página web.

¿Qué necesitas antes de empezar?

Contar con un sitio web puede traerte muchas ventajas como empresa. Puedes demostrar profesionalismo y disponibilidad para tus clientes y además puedes hacer que más gente te encuentre en el Internet y se anime a contratar tus servicios.

Por eso es muy importante que cuando pienses en tu sitio web lo veas como una inversión y no como un gasto que no quieres hacer. Por eso debes contemplar el mantenimiento de tu sitio, ya que estos no son estáticos.

Y no me refiero a que debes gastar cada mes en él, si no que debes tener presente que así como a un coche lo llevas a revisión para que lo afinen, lo mismo sucede con el sitio. Ya sea porque hay elementos que no son atractivos o secciones que se necesitan añadir. Nada más ten en cuenta que aunque parezcan cositas pequeñas en realidad representan un gran esfuerzo así que, como ya te dijimos, no minimices el trabajo ajeno.

Otra de las cosas que debes considerar antes de empezar es que muchas veces aunque algo nos parezca bonito no siempre es funcional. A veces nos entercamos mucho con un color o una idea que nos parece brillante que cuando alguien nos dice que no funciona nos molestamos. Me ha tocado ver a amigos batallando porque sus clientes no entienden que esa combinación de colores o ese botón sólo va a entorpecer su trabajo.

No te estoy diciendo que renuncies a tu visión, al contrario, mantener una muy buena comunicación con tu diseñador o programador es clave para que ambas partes puedan trabajar en conjunto y obtener los resultados deseados.

También tienes que decidir si quieres un sitio web hecho a la medida, o si prefieres usar WordPress u otro CMS.

Así que antes de ir con un diseñador o programador haz una búsqueda de las páginas que más te gustan. Para que él tenga una idea y referencias de lo que quieres. Entre más claro estén los dos menos cambios se realizarán y más pronto podrás lanzar tu página web.

Si no sabes lo que quieres, te dejamos nuestras tendencias de diseño web: lo in y lo out para que te des una idea de lo que otras empresas están haciendo y de cómo podrías aplicarlo a la tuya.

¿Cuánto cuesta un sitio web?
Otro elemento que debes tomar en cuenta (y es un error que yo he cometido como freelancer) es no darle la información a tiempo y adecuada al programador o diseñador. Sí, si eres diseñador o programador no empieces hasta que no tengas toda la información. Esto te va a ahorrar muchísimos dolores de cabeza y cambios ya que aunque uses info de “mientras” para adelantar es súper importante tener cosas como el branding, las imágenes o los videos ya que pueden entorpecer tu trabajo y hacer que tardes más (y trabajes más) de lo estimado.

También, si eres freelancer es super importante que dejes en claro tus tiempos, lo que necesitas del cliente y cuánto cobrarás por cargo extra o cambio extra. Se vale pedir anticipo y no tengas miedo de no empezar sin él, al final si no te pagan pues no habrás desperdiciado tu tiempo.

Así que ya sabes, si eres cliente:

  • Lleva una lista con sitios de referencia.
  • Todo el material que necesites en tu página.
  • No menosprecies el trabajo ajeno.

Y si eres freelancer:

  • No comiences a trabajar antes de que te den toda la info, incluyendo el branding, texto, contenido etc.
  • Deja en claro tus tiempos y modalidades de pago.
  • Aclara el costo por cada cambio que te pidan.

¿Para qué te va a servir?

Lo primero que debes hacer es pensar en la funcionalidad de tu sitio web, es decir ¿Para qué te va a servir?

No es lo mismo querer un sitio web para tener una página con la información de tu empresa que querer un sitio web que te sirva como tienda en línea o e-commerce. Antes de acudir con un programador o diseñador debes tener en cuenta para qué quieres tu página web para que él pueda comenzar a darte un estimado de las opciones que te puede ofrecer.

Además dependiendo de la complejidad del sitio más elevado será su precio. Y mientras mejor tengas una idea es menos probable que pidas hacer cambios significativos al sitio, los cuales también cuestan aunque lejos del dinero, pueden atrasar el lanzamiento de tu web.

Pensando en su funcionalidad también debes pensar en el número de secciones que quieres que tenga. Por ejemplo, si quieres una página estática que te sirva nada más para que la gente conozca tus servicios, quizás no necesites más que el inicio, quiénes somos, contacto y nuestros servicios. En cambio si lo que quieres es tener una página web donde la gente pueda comprar tus productos es muy probable que necesites una tienda en línea e incluso un blog.

Porque como te hemos dicho en otras ocasiones, ejem en 8 motivos para crear el blog de tu empresa, tener un blog no es lo mismo que tener una página web. Y aunque sientas que no aportaría mucho, tener un blog en realidad puede ayudarte a mejorar tu presencia en línea.

Sobre todo si estás pensando en desarrollar campañas de marketing digital, inbound marketing o marketing de contenidos para triunfar en internet.

 

Comenta esta Publicación: